Sobre las comodidades del generador electrico

Nota: gracias a Ventageneradores.net por la documentación.

Pudiéramos tener el hogar más placentero del mundo, al gusto propio, con todas las necesidades resueltas, con tv, aire, cocina eléctrica, ducha térmica, incluso hasta un sauna; sin embargo, todo se vendría abajo si de pronto por azares de la vida nos quedamos sin electricidad.

Ese día no tendríamos informativos, ni pelis, ni el cargador del celular funcionaría aunque ya la batería estuviera en estado de alerta. Las neveras comenzarían a descongelar, el agua estaría a temperatura ambiente, la ducha nos traería más frío que el placer de bañarse, el sauna no estaría disponible para la sesión de cada día, el aire tampoco funcionaría aunque estuviéramos ahogándonos de calor.

Las cocinas estarían en cero y habría otra vez que comprar comida chatarra en el puesto del señor de la esquina… en fin que todo sería un desorden en nuestra vida y aun así la situación no sería para alarmarse, todo tiene una solución.

Tal y como reza un viejo refrán vale más precaver que tener que lamentar. La solución a toda esta historia que he dibujado es tan sencilla como comprar un simple generador eléctrico.

Con ello todos los problemas estarían resueltos. No es que cada día nos quedemos sin electricidad pero cuando suceda estaría ahí el generador eléctrico para que la cocina, las luces, la ducha, las neveras, la tv, y los cargadores funcionaran.

Lo importante está en hacer un estudio previo sobre las características del hogar para conocer a cuánto asciende el gasto de energía habitualmente, cuál es el gasto de cada equipo y así poder decidir qué oferta sería más factible.

Igualmente hay que tener en cuenta que todos los generadores no son iguales y tampoco tienen la misma generación de energía. No valdría la pena invertir en uno de grandes proporciones, sino solo en uno que garantice la electricidad de la casa para casos de emergencia.

La alternativa del generador es desde hace tiempo muy explotada por las personas pues es como tener nuestra propia central eléctrica, solo que en una menor escala.

En internet los anuncios sobre el tema son variados y cada oferta viene acompañada por las características de los equipos, desde sus dimensiones, capacidad de generación y precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *